Inculcar pensamiento crítico dentro de la educación guatemalteca

Por Carolina Meléndez

¿Que necesita nuestra sociedad para poder avanzar y transformarse en un país más digno y seguro? Esta es una pregunta que probablemente todos los guatemaltecos nos hacemos a diario. Debido a que la situación actual que va de mal en peor, por el hecho de que los niveles de corrupción y violencia van en aumento. Lo triste de este caso es el hecho de que Guatemala es un país con mucho potencial, en donde con un poco de ayuda se lograrían hacer grandes cosas. A lo largo del tiempo se ha visto como la educación es de lo más importante que hay por el hecho de que es la base de todo. Muchos al escuchar la palabra educación piensan automáticamente en matemáticas, ciencias y lectura. Pero la pregunta acá es, ¿dónde quedó el enseñar a pensar y a analizar? Ya que estas acciones son clave para cualquier ser humano en su vida diaria pero el sistema tiende a olvidar su importancia. A lo largo de este ensayo nos dedicaremos a analizar: ¿por qué es importante inculcar educación con pensamiento crítico para mejorar nuestros país? Esto debido a que una persona que analiza y piensa críticamente antes de actuar es automáticamente una persona que puede llegar aporta positivamente a la sociedad. Hay muchas personas que pueden pensar críticamente pero no mostrarlo por medio de sus acciones o simplemente no querer aportar a la sociedad por medio de lo que hagan. Pero al menos se está garantizando que los individuos tenga conciencia de sus actos y que asi talvez logren desarrollar ese deseo por aportar a la sociedad en un futuro.

Empecemos por decir que un pensamiento crítico se refiere a pensar objetivamente, realmente poder analizar una situación y tomar en cuenta todas las implicaciones de estas antes de actuar. Cuando el pensar críticamente no se practica del todo es que entra el sistema uno y dos con el que todos los humanos contamos. Uno se refiere a la parte de nuestro cerebro que se deja llevar por los impulsos y reacciona sin haber analizado la situación y el sistema dos ya es más racional y no tan impulsivo. ¿Qué pasaría si todos se dejaran llevar por su sistema uno todo el tiempo? Sería un caos y desorden. Esto es exactamente lo que sucede cuando a una persona no se le inculca pensamiento crítico. Considero que este podría ser el problema principal de la sociedad guatemalteca, donde no solo los ciudadanos sino que también los políticos olvidan analizar todas las implicaciones de sus actos antes de hacerlos.

Platón dijo: “el conocimiento es el amarre de la acción” y con esto a lo que se refería era que mientras más confiable sea mi fuente de conocimiento más confiable es mi acción y mi resultado. Este tipo de análisis es algo que se encuentra dentro del pensamiento crítico. Si a un niño se les inculca este saber habría una mayor probabilidad de que buscara fundamento para sus acciones y sus palabras. Esto sería una forma de elevar las posibilidades de que si va a hacer esto estará hecho de la mejor manera posible y con la mejor intención. Es eso lo que Guatemala y todas las sociedades alrededor del mundo necesita, gente dispuesta a hacer las cosas bien. Que piense en sus acciones y que así como tiene la libertad de actuar que no olvide el nivel de responsabilidad que siempre viene de la mano. Asi mismo, es importante que los individuos entiendan; en especial los políticos, que son los que se encargan de tomar decisiones que repercutan a todo el país que siempre hay que considerar las implicaciones. También que es importante que haya respaldo, algo que confirme de forma verídica lo que una persona haga y diga. Todos los actos tienen consecuencias, pero por medio de un análisis constructivo estas pueden llegar a ser positivas.

 

Aristóteles presenta la ética de la virtud y esta explica como un ser humano debe de crear el hábito de actuar correctamente y conforme a las reglas. Si queremos algo, hay que actuar de la mejor manera para conseguirlo. En el momento en el que uno identifica que las acciones que realizadas aportaron positivamente entonces continuará repitiendo el proceso hasta que este se convierta en un hábito y cuando esto suceda es que se llegara a desarrollar el hábito. Cuando esto sucede es que una persona empieza a ser virtuosa según Aristóteles. Asimismo, él recuerda cómo hay que buscar un punto medio, en donde no haya ni mucho exceso ni mucho defecto. Poder llegar a encontrar este medio requiere de tiempo y aprendizaje. Todo esto será un proceso, así como aprender a leer, escribir y sumar. Es por eso que si se aplica este tipo de educación crítica no solo se volverá más fácil para las futuras generaciones pensar críticamente sino que también mejorarán su calidad de vida y la de todos al encontrar este balance de toma de decisiones como dice Aristóteles.

Como último aspecto a analizar está el concepto de imperativo categórico planteado por Kant. Este se define como ley natural o convicción racional que te ayuda a no dejarte llevar solo por tus creencias o lo que tú quieres hacer, sino considerar cómo esas acciones pueden impactar a los demás. Esas convicciones son las que cuando se toman en consideración pueden llegar a convertirse en leyes universales. En este caso la ley universal funciona para fundamentar la moral en la razón. Por lo que la intención de Kant es guiar las acciones de los individuos para así llegar a tener una mejor sociedad. Con este tipo de conceptos vienen la frase común: “no hagas a otros lo que no quieres que te hagan a ti”. Ya que en todas las situaciones no hay que considerar nuestro caso particular, sino mirar la situación y analizar si el resto harían lo mismo y dependiendo de eso ya decidir. Por eso es  importante inculcar no sólo este tipo de pensar sino que los guatemaltecos entiendan porque esto es importante. En el caso de los políticos esto es clave, debido a que cuando toman una decisión repercuta en todo el país no solo en ellos. Para estas situaciones es que Kant es clave y debería de ser considerado y aplicado.

Enseñar pensamiento crítico a los guatemaltecos beneficiaria de gran manera al país. Empezando con que el hecho que se le inculcara a los individuos que tomen conciencia y responsabilidad de sus actos; que cuando tomen decisiones lo hagan con responsabilidad. Esto muy probablemente traería como consecuencia gente más participativa y tambien mandatarios conscientes. En el momento en el que las acciones tienen un fundamento y buscan la verdad se crea una base de las acciones de todos. Guatemala es un país muy cultural y tradicional y muchas veces los individuos se dejan llevar por sus viejas creencias o por lo que están acostumbrados a hacer o creer. Pero el punto es que lo que Guatemala necesita en este momento, para iniciar con el cambio que se necesita. Gente con fundamento que luche por un país mejor, que luche por encontrar la verdad y hacer las cosas bien, tomando decisiones correctas y responsables. Esto puede llegar a lograrse tras inculcar este hábito de pensar y analizar de manera crítica. Al incluir esto dentro del sistema educativo los guatemaltecos cambiaran su forma de pensar y realmente llegaran a entender como son una parte clave del rompecabezas Guatemala. Ya que no solo los funcionarios públicos repercutan al país con su decisión, sino todos. Y que cada vez que tomen una buena decisión, que tenga respaldo y un buen análisis previo están ayudando al desarrollo del país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *