DISCURSO: Desempeño 4, Lógica y Retórica

Preparar y dar un discurso de no más de 4 minutos, en el que busquen influir en el comportamiento de una audiencia con respecto a la situación política del país. Esto puede significar diferentes cosas. Siéntanse libres de elegir una. Más específicamente, deben urgir a su audiencia, utilizando los medios aristotélicos de persuasión, a aceptar cierta iniciativa o cambiar cierta actitud relacionada a la política. Puede tomar la perspectiva que gusten: la del político que ha generado la propuesta o iniciativa o la de alguien que la apoya y quiere persuadir a otros de apoyarla. Esto implica elegir una postura sobre otra. Tomen esto en cuenta para utilizar las herramientas desarrolladas por Aristóteles según el tipo de discurso (especies).

Investigación: Este desempeño no requiere una investigación pero recuerden que uno de los medios de persuasión es brindar pruebas. En discursos políticos usualmente se citan estadísticas o se dan ejemplos concretos para evidenciar o reforzar lo que se dice en el argumento e influir a la audiencia. También se puede utilizar anécdotas poderosas que refuercen el tema. Si dicha evidencia es necesaria para respaldar su argumento, asegúrense de investigar lo necesario, así como corroborar datos. No brinden aserciones vagas y eviten las falacias ad populum para justificar sus razones.

Audiencia: Asuman que le están dando este discurso a un grupo de escépticos inteligentes que no serán persuadidos a menos que les brinden razones convincentes. Al mismo tiempo, procuren que su audiencia comprenda la idea en general más que se pierda en pequeños detalles.

Criterios de valoración: Se tomará en cuenta tanto la forma como el contenido de su discurso. Los elementos formales incluyen el tono, las pausas, los gestos, el contacto visual, la fluidez y el carisma general. El discurso debe ser dinámico y sustancioso, con un sentido de convicción, experticia y respeto. Elementos de contenido incluyen la calidad y originalidad de las ideas, la estructura del discurso, la sensibilidad a la audiencia, la elección de palabras y estructura de las oraciones, la utilización de imágenes convincentes, ejemplos, analogías y la fuerza y validez del argumento. Mientras más directamente se digan las cosas, más claras serán.

Formato: El esquema del “esqueleto” puede ser muy útil para organizar sus ideas antes de elaborar el discurso.

Presentación: pueden leer, hablar con la ayuda de notas o dar el discurso de memoria pero recuerden que los mejores discursos son los que aparentan ser espontáneos. Un orador que sólo lee puede generar duda y su sinceridad puede ser cuestionada. Se recomienda, no importa que método elijan, que practiquen varias veces previo a la presentación para evitar enredarse.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *